En 4º de E. Primaria teníamos una actividad propuesta de animación a la lectura, que consistía en ir a la Biblioteca con tu grupo de trabajo cooperativo y buscar un libro con el que hacer un Bookface. 

Este juego consiste en compartir una fotografía donde la cara de la persona se sustituye por la portada de un libro. Es un método que usan los lectores más creativos para recomendar libros, corriente que comenzó hace algunos años en la Biblioteca Pública de Nueva York cuando Morgan Holzer, responsable de la misma, buscaba nuevas fórmulas para fomentar la lectura.

El resultado fue tan exitoso que librerías de todo el mundo se sumaron a esta iniciativa.

Esta corriente ha llegado hasta nuestras aulas, y aunque no hemos podido ir a la biblioteca, hemos buscado por casa libros que nos permitiesen realizarla, dando rienda suelta a la creatividad e imaginación siempre con un libro en las manos. El resultado podéis disfrutarlo en el siguiente vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *