El alumnado de 3º de E. Primaria ha creado en C. Naturales un jardín eterno. Se trata de un pequeño jardín que vive dentro de una botella cerrada y que no necesita ningún tipo de cuidados. Hemos aprendido como se crea un ecosistema autosuficiente en el mismo, que puede durar años y años.Primero hemos colocado un poco de grava que permite que el agua no se estanque en la tierra. Luego carbón activo, que limpia las impurezas del agua y mantiene sano el ecosistema. Luego una malla para colocar encima la tierra, sobre la que hemos sembrado pequeñas plantas. Para terminar, hemos regado un poco, y a partir de ahora, el agua circulará, se evaporará y condensará dentro de la propia botella, de modo que solo tengamos que disfrutar de las plantas sin tener que volver a abrir la botella en años. No te pierdas las fotos, ¡han quedado genial!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *