¿Cómo te sientes hoy? ¿Estás triste, alegre, enfadado…? Reconocer nuestras propias emociones y las de los demás es un punto básico para el desarrollo y es importante que aprendamos a gestionarlas lo antes posible. Por eso, en el aula de 1-2 años hemos trabajado las emociones básicas por medio del famoso cuento “El monstruo de colores”. Con la ayuda de este simpático personaje hemos ido reconociendo cada una de ellas, a través de diversos medios. Además de realizar actividades plásticas reforzando el aprendizaje de los colores y la motricidad fina, hemos utilizado la música para representar con gestos y movimientos cada emoción, por medio de la expresión corporal. ¡Ha sido muy divertido y enriquecedor! La educación emocional está presente en nuestro centro desde las primeras etapas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *